Se nos va Marta. Si. Nuestra querida Marta se nos va. La han fichado en un súper proyecto al que debe decir SÍ. Y conste que a pesar de la enorme pérdida que nos supone, las primeras que la hemos animado a irse hemos sido nosotras.

Todavía recuerdo el día en que la entrevistamos para su incorporación al despacho. Ambas, desde el minuto cero tuvimos claro que era ella y no otra la que debía ser merecedora de nuestra confianza. Desde entonces ha pasado ya un año, 12 meses de intensas aventuras en los que no nos ha faltado de nada, ni siquiera las mudanzas. Doce meses en los que hemos trabajado mano a mano con enorme intensidad y disfrutado como nunca del emprendimiento desde cero.

Cuando le dije que le dedicaría un post me dijo, -ay Cris, qué mona eres-. Y yo respondo desde aquí, Marta, es lo menos que te mereces.

Durante este periodo con nosotras, su compromiso con Mind The Law ha sido infalible. Ha participado en todos los proyectos desde la primera línea, ha aceptado como nadie las críticas, se ha lanzado a la piscina teniendo que tomar decisiones ella sola, nos ha ayudado a ajustar presupuestos, nos ha dado su feedback, impagable por cierto, en temas en los que Ena o yo andábamos más perdidas, ha aprendido a defender con rigor sus opiniones jurídicas delante de los clientes, sin miedo a que la pusieran en cuestión (como a veces ha pasado), se ha organizado su tiempo y su agenda según su propio criterio y ha funcionado con una autonomía y responsabilidad admirables.

Y así podríamos seguir hasta el infinito.

Marta es una persona maravillosa que triunfará allí donde vaya, porque a honesta, tenaz y comprometida no hay quien la gane. Y eso hoy en día es oro puro, porque lo técnico se aprende estudiando, y la madurez y la experiencia se adquieren con los años y las oportunidades que te da la vida.

En fin, ni que decir tiene que Mind The Law es y siempre será tu casa y podrás volver cuando quieras. Porque dando la vuelta a las palabras de nuestro admirado Howard Gardner “eres una persona excelente y una gran profesional”.

Gracias Marta, hemos aprendido mucho contigo mucho durante estos meses. Mucha suerte en tu nuevo proyecto y ya sabes dónde estamos para lo que necesites.

A tus nuevos jefes les tenemos que felicitar porque se llevan a la mejor.

Besos,

Ena, Cris y María.